La banda era liderada por un sujeto al que llamaban “Pollo Millos”, quien además está sindicado del homicidio de uno de sus primos, por oponerse al negocio criminal.

Según la investigación, cobraban entre 3 mil y 5 mil pesos diarios a los conductores, para que pudieran transitar por las vías. Quienes se negaban, eran golpeados y lesionados por los sujetos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here