En Bogotá, existe un lugar cercano con la naturaleza: El Sendero Ambiental Vicachá.

En el centro oriente de Bogotá; cercano a los cerros de los Santuarios de Monserrate y de Guadalupe, entre las localidades de Santa Fe y La Candelaria, existe un espacio verde para el contacto con la naturaleza denominado, Sendero Ambiental San Francisco – Vicachá.

 

Para hacer alusión a este sendero se debe retomar una parte de la historia resaltando que Río Vicachá, en lengua materna chibcha significa ¨El resplandor de la noche¨ un importante afluente de las comunidades indígenas en esta zona de la región, sin embargo con la llegada de la comunidad religiosa franciscana en 1550, se le bautiza con el nombre de Río San Francisco.

 

Este rio nace en el páramo Cruz Verde, en descenso por el cerro de Monserrate y delimitaba con el norte de la ciudad de aquella época. Para la década de 1930 el río es canalizado y se estableció lo que se conoce hasta el día de hoy como la Avenida Jiménez y en la parte posterior se encuentra un homenaje al rio llamado Eje Ambiental, con el fin de recordar un poco su camino original. Por otro lado las orillas del cerro sirvieron como primer acueducto de la ciudad, donde se abastecía para el consumo y sustento de los habitantes de Bogotá en el sector hoy conocido como la localidad de La Candelaria.

Sin embargo, año tras año, el rio fue perdiendo su valor y era utilizado para botar los desechos alimenticios, basuras, entre otros residuos, hasta convertirse en aguas residuales. Para el año 2013, el gobierno distrital en un intento por recuperar este espacio natural y devolverle este pulmón a la ciudad, se destinan recursos por parte de La Alcaldía Local de La Candelaria y donde intervienen también la empresa de Acueducto de Bogotá y la Secretaria Distrital de Ambiente, con el fin de recuperar, mejorar y apropiar este espacio natural para mitigar el daño ambiental y generar un espacio de encuentro, reflexión y disfrute de los capitalinos.

 

El Sendero San Francisco – Vicachá inicia en el lugar conocido como el chorro de padilla a escasos metros de la entrada al funicular y teleférico del Santuario Monserrate y finaliza en el Instituto Humboldt, allí encontrará el puente Holguín, el primer acueducto de Bogotá y la casa El Molino sitios de interés turístico, histórico y patrimonial. El sendero tiene una distancia aproximada para su recorrido de dos (2) kilómetros, cuenta con ascensos y descensos para la contemplación de la fauna y flora, un mirador con zonas de descanso, el sendero es en piedra, en madera, cuenta su respectiva señalización, acompañamiento de la policía y guías ambientales que le indicaran cada una de las recomendaciones.

¿Cómo acceder? los días y horarios de acceso al sendero ecológico, son los días sábados, domingos y festivos comprendidos en el horario de 6:00 a.m hasta las 10:00 a.m.     Para llegar a este lugar si viene en transporte público como Transmilenio, desde la estación Bicentenario toma allí un bus alimentador Gaviotas que lo dejará frente a la entrada del cerro de Monserrate o desde la Estación de Las Aguas caminando por el eje ambiental hasta la parte posterior de la Quinta de Bolívar donde encontrará la plazoleta de la gota y el sendero le guiara hasta el chorro de padilla donde hallara el personal identificado por parte del distrito.

 

Para más información, se puede comunicar a los teléfonos 344 76 17 – 344 76 19 o a la Acualínea 116 las 24 horas, es así entonces que el sendero San Francisco – Vicachá, es un espacio para disfrutar en familia o con su grupo de amigos, un lugar para sentir de cerca la riqueza natural de nuestra ciudad, su acceso es totalmente gratuito y estará disponible hasta el mes de junio, en donde se evaluará esta primer etapa para su posterior y definitiva apertura, con el fin de deleitarse en un espacio totalmente natural y de orgullo capitalino.

Escrito por: Javier Santos @JaviSantos_

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here