“La mejor tecnología para el ambiente es que la gente se baje del carro y se suba al bus”: ministro de Transporte de Argentina

El ministro de Transporte de Argentina, Guillermo Dietrich, aseguró que lo más importante no es si los buses de TransMilenio son eléctricos, sino lograr que los ciudadanos que se movilizan en carro particular se bajen de él y se muevan en transporte masivo, ya que esto sí ayudaría radicalmente al medio ambiente.

“Entiendo que acá ha habido una discusión sobre buses eléctricos y realmente estoy convencido que sería un error que se compren buses eléctricos, esa plata hay que invertirla en más buses a combustión y en más infraestructura para el TransMilenio, porque es mucho más importante que 50 personas se bajen del auto y se suban al bus, el impacto para el medio ambiente es mucho más grande”, afirmó Guillermo Dietrich.

Recordó que prácticamente en el mundo no hay ninguna ciudad que tenga de forma masiva buses eléctricos y señaló que las realidades y necesidades de todas las ciudades no son las mismas.

“La principal tecnología amigable que se puede tener es hacer que el bus vaya más rápido y que la gente que viaja en transporte público, que en general es la gente de menos recursos, puedan ir más rápido de su casa al trabajo y del trabajo a su casa. También que esto haga que la gente deje el auto y se suba al colectivo”, recalcó el alto funcionario argentino.

Señaló además que tanto Bogotá como Buenos Aires han venido probando nuevas tecnologías en sus sistemas de transporte: “No solo están los buses eléctricos, también está la tecnología de hidrógeno, está la de gas, que es la más difundida y en Estados Unidos hay mucho de esto, y otras que vendrán en el futuro”, dijo.

Así mismo, enfatizó que cambiar toda una flota a buses eléctricos es mucho más costoso y las ciudades tienen otro sinnúmero de necesidades.

“Uno va a Londres donde hay 8.000 mil colectivos y no son todos los buses eléctricos, muchas veces nos enamoramos de unas tecnologías que no son las pertinentes para nuestras realidades. Nosotros en nuestras ciudades tenemos que lograr que la gente use menos el auto y más el transporte público”, reiteró.

También afirmó que los buses de diésel actuales son mucho menos contaminantes que los que existan hace 10 años y los cuales hoy Bogotá está trabajando por renovar.

Por su parte, la gerente de TransMilenio, María Consuelo Araújo, informó que en la licitación de renovación de flota que está en proceso, los buses pueden ser de combustión interna, o sea vía diesel o gas, y de motores eléctricos. Lo importante es que el precio no varíe.

“La diferencia en puntos en la licitación es que se le dan 50 puntos a la tecnología más limpia, es decir el factor desempate es al que tenga la tecnología más limpia”, manifestó Araújo.

De igual forma, expresó que la tecnología mínima exigida en esta licitación es Euro V, que reduce las emisiones actuales de los buses que se van a remplazar en por lo menos un 50 por ciento.

Nuevos buses llegarán en todas las tecnologías disponibles para reducir la contaminación ambiental

TransMilenio está comprometido con el mejoramiento en la prestación del servicio a sus usuarios de la mano de nuevas tecnologías que contribuyan a reducir la contaminación ambiental de Bogotá.

Así quedó establecido en las condiciones de la licitación para renovar la flota de las fases I y II de TransMilenio, en las que se prevén incentivos a la incorporación de nuevas tecnologías de motor superiores a Euro V. Es decir, que Bogotá sí tendrá buses eléctricos, pero por las condiciones propias de la ciudad y de la capacidad del mercado existente, será de manera gradual, por lo cual por ahora solo ingresaría una parte de los cerca de 1.400 buses incluidos en la licitación.

La nueva flota de TransMilenio que entrará en operación está compuesta por 925 buses biarticulados y 458 buses articulados. Es decir, 67 % biarticulados y 33 % articulados. Los vehículos biarticulados son más eficientes, tienen una mayor capacidad de pasajeros: 250 contra 160 pasajeros del articulado, lo que representará una mejora sustancial en la prestación del servicio.

En la actualidad las tecnologías de motor disponibles para buses biarticulados de plataforma alta son gas natural y diésel, por lo cual en el caso más optimista se llegaría a una participación de 33 % de la flota en buses eléctricos.

Sin embargo, en la actualidad el Sistema TransMilenio cuenta con un bus eléctrico que se encuentra en un plan de seguimiento y análisis de su desempeño en operación real.

No obstante lo anterior, la licitación de renovación de flota prevé un incentivo a la incorporación de nuevas tecnologías, incluyendo un criterio de evaluación específico, el cual tiene por objeto incentivar las tecnologías de motor superiores a Euro V.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here