14 años es la edad en la que estudiantes inician consumo de alcohol y marihuana

Foto: Concejal José David Castellanos

El concejal de Bogotá José David Castellanos reveló cifras, fuente de investigación de la Universidad de la Sabana, que hablan de las edades en las que niños y jóvenes inician el consumo de sustancias psicoactivas, producto de entornos escolares en los que se presentan estos fenómenos.

Las estadísticas demuestran por ejemplo: que el 72% de los estudiantes de Bogotá consume o ha consumido alcohol, el 43% fuma cigarrillo, 11% marihuana, los que aspiran inhalantes llegan al número de 7%, ácido lsd el 6% y el 4% inhala cocaína, prueba éxtasis o consume bazuco.

El Concejal Castellanos sostiene que “el cronograma de intervención a entornos escolares debe seguir avanzando, las actividades de vigilancia y control e investigación criminal están dando resultados pero los esfuerzos deben seguir multiplicándose puesto que el problema persiste”.

“Sin embargo las autoridades obtuvieron logros para atacar las bandas criminales que se dedican a estos delitos: 131 registros preventivos a IED, 425 incautaciones de armas blancas, 352 gramos de cocaína incautados y 9 capturas de orden judicial, según información de la MEBOG”. Agregó el Concejal Castellanos.

José David resalta la labor de sectores Educación y Gobierno: “a la fecha fueron intervenidos con buenos resultados 8 entornos escolares en la localidad de Mártires, la meta es poder intervenir 40 de 68 instituciones educativas del Distrito que presentan altos riesgos en seguridad, considero importante que ya se haya abierto la licitación pública para la prestación de los servicios de seguridad privada con caninos especializados en búsqueda y/o detección de narcóticos, concentrado en el perímetro de 69 colegios de la ciudad. El espacio público no puede continuar en manos de las mafias.”

Finalmente José David Castellanos habla del modelo “Aula Abierta” En Brasil, como un referente y una propuesta para Bogotá: “ dentro de los logros, este programa abrió espacios culturales y deportivos desarrolladas por la comunidad, fortaleció lazos entre estudiantes, instituciones y padres de familia e impactó a largo plazo el tejido social disminuyendo el sentimiento de abandono de los jóvenes. Propongo que este enfoque sea incluido en las denominadas “Zonas de Orientación Escolar”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here